Los problemas de una mala alimentación

Frecuentemente, las consultas que muchos pacientes hacen a dietistas, nutricionistas, médicos y farmacéuticos es cómo mejorar su aspecto físico. Aunque la prioridad básica de éstos es determinar, diagnosticar, tratar y realizar un seguimiento de su estado de salud, es normal que problemas tales como la celulitis, la sequedad de la piel y las arrugas entre otros, sean motivo de visita también.

Existe una demanda generalizada que ha obligado estos últimos años a tratar la estética y el aspecto físico a ser un elemento más de trabajo para el profesional sanitario. Además, esto ha favorecido que la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos no queden estancados en varias patologías.

Una de las relaciones más directas con la salud y el aspecto físico es la alimentación. Existen numerosos nutrientes que son capaces de actuar en la estética de la piel incluso en capas inferiores, y es de sobra conocido el triángulo formado por dieta-celulitis-salud en el que el sobrepeso y las condiciones individuales pueden jugar un papel fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.